Cada verano, muchos de nosotros tenemos que elegir entre soportar las olas de calor o pagar el precio y luego consumir un aire acondicionado. calentamiento global En medio de las olas de calor y las repetidas olas de calor, enfriar su casa se ha convertido en una prioridad de salud y un imperativo de comodidad. Para evitar que su casa se convierta en una caldera, deberá equiparse con un aire acondicionado, un ventilador, un CMV o, aunque poco conocido, un refrigerador de aire.