Desafortunadamente, no siempre entendemos lo que nuestro gato quiere decirnos, incluso de esta manera. Se necesita mucha empatía, paciencia y buenas habilidades detectivescas para entender las razones de los maullidos. Después de todo, cada gato es diferente. Pero a pesar de las inclinaciones, los hábitos, experiencias y necesidades individuales, Uno de los siguientes es a menudo la causa de los maullidos nocturnos: AburrimientoHaimSoledadEstrés y miedoHabitaciónEnfermedad o dolorFluctuaciones hormonales