La tecnología OLED (Diodo Emisor Orgánico de Luz) permite experimentar los negros de la profundidad abisal, dándonos pocos contrastes comunes así como colores ricos y brillantes.